Batidos verdes

¿De dónde han salido los batidos verdes? Hubo un tiempo en que la gente caminaba por las calles con las manos en los bolsillos y, cuando sentía la necesidad de beber, sencillamente buscaba una fuente o un bar. Después, tras ser bombardeados con continuas informaciones sobre el tema, comenzaron a caminar cargados con su botella de agua, convencidos de que era la mejor forma de hidratarse. Pero ahora llevan otra cosa…

Si observas las fotos que les toman a los famosos por la calle verás que muchos de ellos tienen el móvil en una mano y en la otra una botella, tarro o vaso con un misterioso líquido de color verde (y conste que no es absenta). Al igual que antes podías ver como diez actrices diferentes llevaban el mismo modelo de bolso o el mismo reloj, ahora puedes ver como acarrean estas bebidas a todas partes: son los green smoothies, los batidos verdes. La moda se ha ido extendiendo y en muchas ciudades ya es frecuente ver a multitud de personas que han copiado la idea y se pasean con sus batidos a cuestas.

¿Qué son los batidos verdes?

Un batido verde consta de tres elementos básicos: agua, fruta y verduras de hoja verde (lechugas de todas clases, espinacas, acelgas, endibias, escarola, repollo, col rizada, rúcula, berzas, canónigos, perejil, cilantro, menta, hierbabuena, etc.). Los puristas defienden que no deben llevar ningún otro ingrediente para que se puedan digerir y asimilar más rápidamente. Por el mismo motivo se recomienda evitar las hortalizas con almidón (coliflor, coles de Bruselas, berenjena, calabacín, calabaza, zanahorias, judías verdes o maíz) porque dicen que no combinan bien con la fruta y pueden producir gases.

A pesar de ello, si queremos un batido salado podremos añadir una pizca de sal, hierbas aromáticas, especias o algunas de las llamadas grasas saludables (aceite de oliva, aguacates, coco, frutos secos, semillas). Si lo preferimos dulce simplemente hay que aumentar el porcentaje de fruta, añadir zanahorias, dátiles, pasas o edulcorarlos por ejemplo con stevia.

Todos sabemos que comer frutas y verduras es muy sano, pero ¿qué ventaja tiene tomarlas en forma de batido? Aquí encontramos un punto de contacto con la dieta Raw Food, que defiende el consumo de los alimentos crudos, porque así conservan intactos todos sus nutrientes. De la misma manera los batidos verdes, al no ser sometidos a ningún tipo de cocción, conservan toda su carga de vitaminas, minerales y enzimas intacta.

Por otra parte, al ingerirse en forma líquida, los batidos se asimilan con gran facilidad ya que gran parte del trabajo (el que tendría que realizar nuestro cuerpo con la digestión) lo ha hecho ya la batidora.

Batidos verdes depurativos

Beneficios que te aportan

Aunque es evidente que los batidos verdes son una opción saludable y que son muchas las ventajas que nos pueden aportar, lo cierto es que lo que más ha contribuido a su difusión es la promesa de que ayudan a adelgazar. Unos basan esta garantía en la saciedad que producen y en la fibra que se consume. Otros hablan de las supuestas virtudes de estos batidos para quemar las grasas. Y un último grupo, quizás los más radicales, obtiene su eficacia de sustituir comidas por batidos.

Lo cierto es que no hay ninguna prueba de que consumir batidos verdes pueda influir en pérdida de peso. Los nutricionistas nos recuerdan que para perder peso hay que eliminar la grasa y para eso lo mejor es combinar una dieta equilibrada unida a grandes dosis de ejercicio. Nos advierten también del peligro de sustituir las comidas por batidos, ya que así lo que estamos haciendo es crear un estado de ansiedad por las comidas eliminadas. Y eso, en el momento en que volvamos a comer de forma normal, nos provocará el efecto rebote de forma irremediable. En consecuencia, para que podamos disfrutar de sus bondades sin ningún problema, nos aconsejan tomar los batidos verdes entre horas o para desayunar.

A pesar de todo, y en un terreno más realista, son muchas las ventajas de tomar estos batidos. Para todas aquellas personas que tengan problemas con la dentadura, el batido les ofrece la posibilidad de tomar de una forma mucho más sencilla las cinco raciones de frutas y verduras diarias recomendadas. Lo mismo podríamos decir de los que padecen de digestiones pesadas, que pueden asimilarlas con mucho menos esfuerzo, y de los que padecen de estreñimiento, que verán como la fibra les ayuda a superar su problema. El aporte de vitaminas y minerales es similar al de un complejo vitamínico, pero totalmente natural, y nos ayudará a encontrarnos mejor, con más energía y a mejorar nuestro sistema inmunológico. Hay que pasar mucho menos tiempo en la cocina elaborando los alimentos. Para todos aquellos a los que no les gustan las verduras esta es una opción diferente que puede conquistarles. Los batidos ayudan a calmar la acidez y el ardor y aportan una gran cantidad de antioxidantes.

Batidos verdes depurativos

Consejos para la correcta preparación

Los batidos son muy sencillos de preparar. Tan sólo tenemos que elegir los ingredientes, lavarlos a fondo o pelarlos (para eliminar posibles riesgos) y trocearlos. Luego los ponemos en una buena batidora de vaso o en una licuadora y en unos momentos tenemos nuestro batido listo para tomar. Y eso es exactamente lo que nos aconsejan los nutricionistas: que lo bebamos recién hecho, para que no pierda ninguna de sus virtudes. Aunque se puede conservar en buen estado durante un día, lo cierto es que, al igual que ocurre con los zumos caseros, van perdiendo nutrientes con el paso de las horas. Así que, en lugar de llevarte el batido de paseo por la ciudad, tómatelo y luego te das el paseo.

Ni que decir tiene que también aquí se recomienda consumir productos ecológicos, ni muy verdes ni demasiado maduros, intactos y sin golpear. Dicen que lo mejor es ir probando con pocos ingredientes cada vez y elegir al principio aquellos que más nos gusten. Así resultará más sencillo encontrar los sabores perfectos para cada uno.

Las verduras de hoja verde hay que irlas cambiando de vez en cuando, en parte porque no todas nos ofrecen las mismas cosas y en parte para evitar el aburrimiento. Algunos nutricionistas nos aconsejan añadir un poco de germen de trigo para mejorar su contenido de hierro, magnesio y vitaminas del grupo B.

Si nunca has tomado batidos con verduras, lo mejor será que en los primeros que prepares predominen las frutas. Así el sabor será más suave y te resultará más sencillo irte habituando. Poco a poco debes ir aumentando la cantidad de verduras de hoja verde pues cuantas más contenga el batido, mayores serán sus beneficios.

Una buena idea es hacerlos aprovechando los productos de temporada, así los batidos verdes te saldrán más económicos y además tendrás la garantía de tener que ir cambiando los ingredientes. Eso sí cuando añadas algunas verduras como el perejil, la rúcula y sobre todo el apio, ten cuidado y empieza con pequeñas cantidades porque su sabor se impone sobre los demás.

Batidos verdes depurativos

Si el sabor te resulta un poco ácido prueba a ponerle un plátano. Es un buen truco que suaviza la mayoría de los batidos. Si aun así te resulta difícil de beber puedes añadirle stevia o un poco de miel, pero nunca azúcar.

Todos están de acuerdo en que el mejor momento del día para tomarlos es a la hora del desayuno, ya que así se potencian sus propiedades desintoxicantes.

Cualquier batido verde que prepares será un regalo para tu salud. Pero puedes mejorarlo y hacerlos a tu medida, para que te ayuden justo con tu problema. Tan sólo tienes que investigar un poco sobre las propiedades y los nutrientes de las frutas y verduras, y mezclar los que mejor te vayan a funcionar.

Scroll Up
error: ¡El contenido está protegido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar