Saltar al contenido

Cronodieta, ¿cómo funciona la cronodieta?

Cronodieta, ¿cómo funciona la cronodieta?

¿Aún no conoces la cronodieta? No se trata de una dieta nueva, aunque pueda parecértelo. De hecho ya han pasado veinticinco años desde que su autor, un médico italiano la dio a conocer por primera vez. Durante la mayor parte de ese tiempo, la postura oficial de los profesionales de la medicina y de la nutrición ante la cronodieta ha sido de total escepticismo. Se la ha clasificado indistintamente entre las dietas disociadas (por la forma en que se tienen que tomar los alimentos) o entre las dietas sin fundamento (porque dicen que carece de base científica).

Cronodieta, ¿cómo funciona la cronodieta?Pero la ciencia evoluciona de forma constante y la nutrición no es ninguna excepción. Las últimas investigaciones sobre los ritmos circadianos han vuelto a poner de actualidad la cronodieta y a demostrar que, aunque quizás no se trate de la panacea de las dietas, tiene unas bases muy sólidas.

Si quieres perder muchos kilos en muy poco tiempo ésta no es tu dieta. En la cronodieta se adelgaza a un ritmo paulatino, sosegado, unos dos o tres kilos al mes. Lo justo, dice Mauro Todisco, para que ni tu piel ni tus músculos sufran la agresión que supone una rápida pérdida de peso, y para que todo tu cuerpo tenga tiempo de irse adaptando a su nuevo peso (curiosamente en ese punto están de acuerdo casi todos los médicos). Pero lo más importante es que la cronodieta es una dieta completa y equilibrada, una variante de la dieta mediterránea donde el único cambio consiste en reordenar el momento del día en el que se consume cada tipo de alimento. Es decir, que se trata de una dieta saludable que podrás mantener durante toda tu vida con muy poco esfuerzo.

¿Quieres saber algo más sobre la cronodieta? Pues sigue leyendo y encontrarás toda la información que te puede interesar en este artículo y el siguiente, en el que incluiremos uno de los datos más buscados: dos ejemplos de menús semanales de la cronodieta.

Mauro Todisco

Mauro Todisco se licenció cum laude en Medicina y Cirugía en el año 1982, en la Universidad La Sapienza de Roma. Desde entonces vive y ejerce en Grottammare, una pequeña localidad costera italiana.

En el año 1991 publica, con la editorial Tecniche Nuove, “La Cronodieta”, el primer manual dirigido a los médicos en el que se habla sobre la cronodietética. En 1993, también con la misma editorial, publica “Cronobiologia, depressione e obesità”, en el que describe la correcta utilización de la cronodieta y también su aplicación en algunos trastornos cíclicos de la conducta alimentaria. Finalmente en el año 1994 publica, en la editorial Rizzoli-BUR, su libro “Dimagrire con la cronodieta” (Adelgazar con la cronodieta) en el que presenta oficialmente su dieta al gran público.

Con posterioridad el doctor Todisco ha centrado sus investigaciones en la curación de diferentes tipos de cáncer, siguiendo los pasos del polémico Luigi di Bella y ahondando en su método.

¿Cómo funciona la cronodieta?

Cronodieta, ¿cómo funciona la cronodieta?Ésta no es la típica dieta con listas de alimentos prohibidos. De hecho en la cronodieta no se elimina ningún grupo de alimentos. El médico italiano resalta que, para adelgazar, tan importante como las calorías que se ingieren, es el momento en que se hace. Por eso el método del doctor Mauro Todisco se llama cronodieta: porque se encarga de regular el tiempo en el que consumimos los alimentos.

El doctor Todisco basa la efectividad de su dieta en los ritmos del cuerpo humano, que regulan el funcionamiento de muchas de nuestras acciones como el sueño, los cambios de temperatura, el estado de ánimo y la producción de hormonas (lo que más nos interesa ahora). Algunas hormonas influyen de forma directa en la asimilación de los distintos alimentos. Sintetizando mucho, el mensaje que Mauro Todisco nos quiere hacer llegar es que podemos aprovecharnos de estos ritmos en nuestro beneficio. Si conocemos la labor que realiza cada hormona, y sabemos en qué momento del día alcanza su máximo nivel, podemos utilizar esta información para ingerir los distintos alimentos en el momento más adecuado. De esta forma, en lugar de almacenarse en forma de grasa forma, conseguiremos que se transformen en la energía que nos mueve.

La influencia de las hormonas en la cronodieta

De forma más detallada, teniendo en cuenta las hormonas implicadas, este sería el funcionamiento según Mauro Todisco:

  • Insulina – Hormona segregada por el páncreas, de acuerdo con el tipo de azúcares que ingerimos. La principal función de la insulina es que las células utilicen la glucosa para crear energía. Cuanto más simples son los azúcares ingeridos, más alta es la producción de insulina, lo que induce al organismo a transformar en grasas todos aquellos azúcares que no se hayan utilizado como energía en ese mismo momento. Por eso lo ideal es tomar los azúcares simples por las mañanas ya que el cortisol, que ayuda a contrarrestar los efectos de la insulina, está más activo a esas horas.
  • Cortisol – Hormona producida por las glándulas suprarrenales, ejerce la labor opuesta a la insulina. Favorece el transporte de glucosa en la célula y su reducción, lo que lleva a la descomposición de los triglicéridos y al uso de sus componentes como fuente de energía. El nivel más alto del cortisol se alcanza entre las 07:00 y las 08:00 de la mañana, pero sigue siendo bastante alto hasta primera hora de la tarde.
  • Hormonas tiroideas – Hormonas producidas por la glándula tiroides, se las podría denominar como la hoguera de nuestro cuerpo. En concreto la T3 y la T4, estimulan al metabolismo a consumir más energía y a utilizar las reservas de grasa. Alcanzan su nivel más alto entre las 13:00 y las 16:00.
  • Hormona del crecimiento – La hormona del crecimiento o GH (del inglés growth hormone) es producida por la glándula pituitaria. En la edad adulta su función primordial es fomentar el desarrollo muscular a expensas del consumo de grasas. A lo largo del día la hormona GH tiene tres picos de mayor actividad. Los dos puntos culminantes, en los que se muestra mucho más activa, tienen lugar en la primera y en la cuarta hora después de dormirse. El tercero, menos influyente, se desarrolla durante la madrugada.

Aplicación práctica de la cronodieta

En base a lo expuesto anteriormente sobre los momentos del día en que estas hormonas están más activas, las comidas principales de la cronodieta se configuran de la siguiente forma:

  • Desayuno de 07:00 a 08:00 – Al despertar el metabolismo es más alto, la insulina y el cortisol están equilibrados y permiten quemar los alimentos sin almacenarlos. Es el momento ideal para tomar alimentos como leche, yogur, zumos, galletas, bizcochos, pan tostado, frutas y mermelada.
  • Comida de 12:00 a 13:00 – En este horario las hormonas tiroideas permiten que se metabolice mucho mejor una comida a base de hidratos de carbono complejos, verduras y proteínas magras. Es el momento de las legumbres, las verduras, la pasta con salsa de tomate y queso bajo en grasa o el arroz con atún.
  • Cena de 19:00 a 20:00 (y nunca más tarde de las 21:00) – Teniendo en cuenta que la hormona del crecimiento se va a encargar de la renovación celular y de la formación de músculo durante la noche, los alimentos más adecuados son las verduras y las proteínas. Nuestras cenas pueden estar compuestas por pescados, carnes, huevos y quesos bajos en grasa. Debemos evitar los hidratos de carbono ya que a esa hora no se metabolizarían correctamente y sólo servirían para hacernos aumentar de peso.

Hasta aquí hemos expuesto el armazón básico de la cronodieta tal como lo expuso el doctor Todisco, aunque insistimos en que no tuvo una buena acogida entre sus colegas. ¿Qué es lo que ha cambiado desde entonces?

Los ritmos circadianos y la cronodieta.

Cronodieta, ¿cómo funciona la cronodieta?A pesar de que el planteamiento parece muy sólido, lo cierto es que han tenido que transcurrir más de veinte años hasta que las últimas investigaciones científicas han reivindicado la cronodieta y le han reconocido a Mauro Todisco el mérito de ser el pionero en este campo.

Los mejores estudios provienen, como suele ser habitual, de Estados Unidos. En concreto de la Tufts University, una universidad privada ubicada en Somerville/Medford, cerca de Boston, Massachusetts. Pero en este caso los investigadores son dos españoles con una inmejorable trayectoria profesional: Marta Garaulet (de la que ya hablamos en el artículo sobre la dieta Garaulet) y José María Ordovás.

José María Ordovás Muñoz (Zaragoza, 1956) es licenciado en Química. Tras su paso por la Universidad de Harvard y por el MIT (Massachusetts Institute of Technology), finalmente se afincó en la Universidad de Tufts donde es catedrático de nutrición y director del Laboratorio de Nutrición y Genética. Está considerado como uno de los mejores especialistas del mundo en nutrigenética.

Marta Garaulet Aza (Madrid, 1965) está doctorada en Farmacia. En la actualidad es catedrática de Fisiología y Bases Fisiológicas de la Nutrición en la Universidad de Murcia y Visiting Professor (profesor visitante) de la Universidad de Harvard. Sus estudios han estado enfocados siempre hacia el tema de la obesidad.

Estos dos españoles trabajaron codo con codo durante varios años en la Universidad de Tufts, y el fruto de sus esfuerzos se vio coronado con la publicación en el año 2012 de su libro Chronobiology and Obesity (Cronobiología y obesidad), que todavía no ha sido publicado en español. En su texto los dos investigadores resaltan la importancia de respetar los ritmos circadianos para luchar contra la obesidad y para prevenir los problemas cardiovasculares. En palabras de Marta Garaulet:

El funcionamiento del tejido adiposo está sujeto a horas, lo que podría indicar que el exceso de grasa en el organismo humano, es decir, el sobrepeso y la obesidad, no sólo se asocian con qué comemos, sino también con cuándo lo hacemos.

Así que, como comentamos al principio, el tiempo ha venido a dar la razón a Mauro Todisco y su cronodieta. En cualquier caso la cronobiología es un tema muy complejo y sugestivo sobre el que volveremos más adelante.

En nuestro próximo artículo

Si hemos conseguido despertar tu interés sobre la cronodieta, no te pierdas nuestro siguiente artículo donde podrás conocer todos los detalles prácticos que necesitas para seguirla: las normas de la dieta, los alimentos permitidos para cada comida y dos ejemplos de menús semanales.