Menu

Dieta de los días alternos

A pesar de su corta andadura (apenas han transcurrido tres años desde su publicación) la dieta de los días alternos, o dieta 2 3 2 como también se la conoce, se ha convertido en una de las más populares. De hecho en los tres últimos años ha formado parte de la lista de las cinco dietas más saludables para adelgazar. Aunque en honor a la verdad hay que destacar la estrecha relación que une al autor de la dieta con los que publican la lista, como veremos después.

La dieta consta de tres fases diferenciadas, la primera de tres semanas, la segunda de nueve y la tercera de cuatro semanas. En cada semana se distingues tres bloques de días: los días sociales en los que se puede comer casi cualquier cosa, los días de régimen en los que sigue unas pautas más estrictas y los días depurativos (que van disminuyendo según avanzan las fases de la dieta) que son realmente bajos en calorías.

Aunque inspirada en varias fuentes, la dieta de los días alternos es una dieta de autor como la dieta Dukan. Si bien en este caso existen más similitudes con la dieta Montignac, ya que su autor (Rubén Bravo) tampoco es un profesional de la medicina. Si tienes interés en conocer todos los detalles importantes de esta dieta, acompáñanos en nuestras pesquisas.

Rubén Bravo

¿Quién es Rubén Bravo? En la página oficial de la dieta de los días alternos se presenta con las siguientes palabras:

«No soy nutricionista, dietista, ni médico, soy naturópata especialista en nutrición».

Pero hasta llegar ahí ha recorrido un largo y atípico camino.

Rubén Bravo Arribas obtuvo la licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas en el año 1998 en la Universidad Europea. Al año siguiente, tras un breve paso por otra empresa, se incorpora al equipo del Instituto Médico Europeo de la Obesidad en calidad de director de marketing y comunicación, puesto que en el que continúa a día de hoy.

¿Qué motivo puede mover a un publicista para saltar de su campo al confuso mundo de las dietas para adelgazar? Esto es lo que nos cuenta él:

«Miro hacia atrás y me doy cuenta que nací con predisposición genética hacia la obesidad, durante toda mi vida he luchado contra ella, he realizado todo tipo de dietas y tratamientos, he consumido multitud de productos que me prometían obtener el cuerpo que yo deseaba en poco tiempo, en ocasiones a sabiendas perjudicando incluso mi salud… He realizado y estudiado casi todas las dietas que se ofrecen en el mercado, desde las equilibradas a las que retiran algún grupo de alimentos, las que se basan en suplementos y sobres… mi conclusión final es que algunas son demasiado lentas y estrictas, otras perjudicaron mi salud, algunas me impedían desarrollar mis relaciones sociales, y la gran mayoría de ellas me produjo un potente efecto rebote que me llevó meses de esfuerzo para equilibrar de nuevo mi metabolismo».

De publicista a naturópata

Contado así parece un motivo lógico para investigar sobre estos temas. Sin embargo resulta cuando menos peculiar el hecho de que el director de marketing de una clínica especializada en adelgazamiento se convierta en el autor de una popular dieta que dicha clínica va a ofrecer en exclusividad a sus clientes. Quizá sea una casualidad, pero desde luego es muy conveniente.

Sea cual sea el motivo, el hecho es que en el año 2010 Rubén Bravo consiguió el título de naturópata en el Instituto Superior de Estudios de Madrid. Posteriormente ha realizado algunos cursos más relacionados con la nutrición.

En la actualidad Rubén Bravo es el presidente del colegio madrileño de naturopatía, colaborador docente en un par de universidades y desde hace cinco años, además de director de marketing, es el director del departamento de naturopatía y nutrición del IMEO (Instituto Médico Europeo de la Obesidad).

Dieta de los días alternos

Antecedentes de la dieta de los días alternos

La primera incursión de Rubén Bravo en el mundo de las dietas fue en Septiembre del año 2013 con la dieta del vino y el jamón, inspirada sin duda en su curso de Especialización en nutrición, gastronomía y vinos en la cátedra de Ferrán Adriá. Esta dieta, que nos promete perder entre cuatro y seis kilos en un mes, presenta ya algunas de las características que más adelante encontraremos en la dieta de los días alternos, como beber a diario vino tinto o comer chocolate negro.

A principios del año 2014 el IMEO publica por primera vez su lista de las cinco dietas más saludables para adelgazar y, casualmente, la dieta del vino y el jamón ocupa el primer lugar.

Nace la dieta de los días alternos

El 7 de Enero de 2015 el Instituto Médico Europeo de la Obesidad presenta al público por primera vez la dieta de los días alternos y apenas una semana más tarde ya la incluyen en el ranking de las cinco dietas más saludables, casi el mismo día que se abre la web oficial de la dieta. Al año siguiente ocupa el primer lugar de la lista y este año el segundo. Es evidente que el apoyo que presta el IMEO a su director de marketing es incondicional. Pudimos observar una postura similar al analizar la dieta integrativa, por parte de la Clínica Medicina Integrativa hacia su colaboradora Elisa Blázquez Blanco.

En su libro Dieta de los Días Alternos – Libro práctico Rubén Bravo nos cuenta que, en su afán por encontrar la dieta ideal, ha estudiado o probado la mayor parte de las dietas existentes con mayor o menor fortuna. Dice que se ha inspirado en todo cuanto ha encontrado de positivo en las mejores y en las más actuales, para así dar forma a su dieta. Nos cuenta que, para poder seguirla correctamente, debemos comprender los fundamentos, los hallazgos y los motivos que en los que se basa.

Por eso la dieta, según él, consta de dos partes: el libro ya mencionado y el segundo libro, la Dieta de los Días Alternos – Libro teórico. Sin embargo este segundo libro, del que nos describe el contenido (cronobiología y biorritmos; crisis de la pirámide nutricional, hidratos de carbono, ¿amigos o enemigos?; cafeína y teína, su uso inteligente; grasas, esenciales para perder peso y mejorar el humor; de la Dieta Paleolítica a la actualidad; proteínas, fundamentales para nuestra masa muscular y tejidos; los 12 requisitos que debe tener un plan nutricional para que sea efectivo; tendencia genética de la obesidad, ¿por qué yo engordo y mi hermano no?; alimentos estrella de la Dieta de los Días Alternos, ampliación de sus beneficios) y del que incluso nos llega a mostrar la imagen de la portada, no aparece por ninguna parte.

En lugar del libro teórico, lo que sí publicó Rubén Bravo a finales de Agosto de 2015 fue la Dieta de los Días Alternos – Plan PostVacacional, una versión reducida y concentrada de la dieta de un mes de duración orientada a la recuperación de los excesos cometidos en las vacaciones. Por cierto, cuando hablamos de publicar lo hacemos en cierta forma en sentido metafórico, ya que los libros de la dieta de los días alternos son digitales y sólo están disponibles en formato PDF.

Dieta de los días alternos

¿Cómo es la dieta de los días alternos?

Veamos cómo define su dieta Rubén Bravo:

«La Dieta de los Días Alternos incorpora lo mejor de cada dieta, basándose en las últimas investigaciones en alimentación naturopática, nutrición y deporte, teniendo en cuenta tanto las tendencias actuales, como las evidencias científicas. Es hora de romper con las dietas desequilibradas y aquellas que se basan en sumar y restar calorías. Yo, personalmente, he encontrado la dieta que mejor me funciona. Me gustaría que todos aquellos que padezcan mi mismo problema se beneficien de ello. Espero que La Dieta de los Días Alternos, cambie tu vida al igual que ha cambiado la mía y las de muchas personas que ya la han seguido. Te ayudará a encontrar el equilibrio físico y mental hasta llegar a lo que yo llamo “el punto zen de la alimentación“, realizando cambios en la forma de gestionar nuestras emociones, mientras aprendemos a través de la alimentación la forma de modificar nuestra expresión genética con tendencia a la obesidad».

Ahí es nada. Ésto, traducido al español corriente, quiere decir que la dieta de los días alternos está basada en las dietas del ayuno intermitente (como la dieta 5:2), en algunos puntos de la dieta paleo, en las dietas de fases (como la dieta Dukan, Atkins o South Beach), en los ritmos circadianos (como la cronodieta) y en algunas cosas más.

El resultado de este cóctel es una dieta que consta de tres fases, cada una de ellas con un número de semanas de distinta duración. Cada semana se divide a su vez en tres bloques de días en los que se sigue una alimentación diferente. Vamos a analizarlo más a fondo.

Fases de la dieta de los días alternos

La dieta de los días alternos está dividida en tres etapas:

  • Fase Fast La primera fase tiene una duración de tres semanas y está diseñada para perder los primeros kilos de forma rápida (entre 4’5 y 6). Los objetivos primordiales de esta fase son efectuar una notable depuración del organismo y motivar a la persona que realiza la dieta (mediante la rápida pérdida de peso) a continuar con la siguiente fase. Cada semana se divide en tres días depurativos, dos días de régimen y dos días sociales.
  • Fase Evolution Con una duración de nueve semanas esta segunda fase de la dieta de los días alternos es la más larga y está destinada a perder la mayor parte del peso, entre 9 y 13’5 kilos. La división semanal cambia y ahora son sólo dos los días depurativos, tres días de régimen y dos días sociales.
  • Fase Controller La tercera fase de la dieta dura cuatro semanas y su objetivo principal es estabilizar el peso logrado. A pesar de ello se continúa adelgazando y dicen que se pueden perder entre 3 y 4 kilos. La semana se divide en un día depurativo, cuatro días de régimen y dos días sociales.
Dieta de los días alternos, fase Fast

Fase Fast

Si quieres perder peso con la dieta de los días alternos, debes comenzar con la fase Fast. Su duración es ...
Leer Más
Dieta de los días alternos, fase Evolution

Fase Evolution

Ya has acabado la fase Fast de la dieta de los días alternos. Has perdido tus primeros kilos y estamos ...
Leer Más
Dieta de los días alternos, fase Controller

Fase Controller

¡Enhorabuena! Ya has superado la fase Fast y la fase Evolution, y te falta poco para llegar a la meta ...
Leer Más

Bloques en la dieta de los días alternos

¿Por qué hay días alternos o bloques en la dieta? Rubén Bravo justifica esta estructura en la evolución de la genética humana, que hubo de adaptarse desde sus orígenes a alternar temporadas de abundancia de alimentos con otras de hambruna. Para superar ese problemilla, nuestro organismo aprendió rápidamente a almacenar en forma de grasa los excedentes de alimentos, preparándose así para resistir en los tiempos de escasez.

En nuestra sociedad de consumo la mayor parte de las personas ya no padecen escasez de alimentos. Lo que más abunda son los excesos, pero nuestro cuerpo sigue almacenando por si acaso. El ayuno intermitente es una forma de burlar esos mecanismos: un día aportamos muy pocas calorías al cuerpo, y al día siguiente le alimentamos en condiciones. Es decir, no le damos tiempo para que “se asuste” y empiece a almacenar de nuevo, consiguiendo así que los días de bajo aporte consuma parte de lo que previamente había almacenado. La dieta de los días alternos basa su estructura en los mismos principios que el ayuno intermitente. Por eso los días depurativos, que son los más restrictivos a nivel calórico, nunca se realizan seguidos, sino intercalados entre los demás.

Dieta de los días alternos

Las promesas de la dieta de los días alternos

Además de hacernos perder peso, Rubén Bravo nos dice que con su dieta obtendremos muchas más ventajas. Lo mejor será remitirnos a sus palabras textuales.

«He diseñado la Dieta de los Días Alternos para satisfacer las necesidades que muchos pacientes en consulta manifestaban, buscando una fórmula nutricional que permitiera cumplir con las siguientes características:

  • Que inicialmente ofrezca una rápida pérdida de peso, imprescindible para motivar al paciente a seguir con la dieta.
  • Que potencie la pérdida de grasa manteniendo o mejorando los niveles de masa muscular y fortaleza física.
  • Que ayude a mejorar los peligrosos factores del síndrome metabólico, entre ellos la hipercolesterolemia, la hipertensión o la diabetes tipo 2.
  • Que favorezca a regular la serotonina y dopamina, neurotransmisores involucrados en el equilibrio emocional.
  • Que permita a la semana varias comidas fuera de casa, las denominadas comidas sociales. Desde mi punto de vista son imprescindibles para relajarse, comunicarse y disfrutar del tiempo libre».

¿Quién puede hacer la dieta de los días alternos?

En principio parece una dieta adecuada para todo el mundo, en la que se ha cuidado tanto el necesario aporte de nutrientes como la variedad de las comidas. Los alimentos que se consumen (salvo el tofu y la miel de Manuka) son cotidianos y asequibles, así como las técnicas de cocina utilizadas.

A pesar de ello la dieta no es adecuada para niños, adolescentes, ancianos, embarazadas o madres que estén amamantando.

Por otra parte en la dieta se recomienda un consumo moderado diario de vino tinto. Las personas que deban utilizar maquinaria, realizar actividades físicas o conducir no deberían realizar esta dieta. Si a pesar de todo desean hacerla, estas personas deben prescindir del vino.

error: ¡El contenido está protegido!

Pin It on Pinterest

Share This

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar