Saltar al contenido
Dieta y Vitalidad

Actualizada

Dieta disociada actualizada

Hoy te presentamos la dieta disociada actualizada, la última versión que está en boga. ¿Aún no te has ido de vacaciones? Pues, si quieres seguir esta dieta, olvídate de esos hoteles que te ofrecen bufet libre en todas las comidas. Disociar los alimentos con toda esa oferta ante tus ojos sería misión imposible.

¿Qué la hace diferente de otras dietas similares anteriores? Pues si hubiera que resumirlo con una palabra, yo diría que su complejidad. De los tres grupos básicos en los que se dividían los alimentos en la dieta disociada original, en esta hemos dado un salto cuantitativo y nos encontramos con quince grupos de alimentos.

Quince grupos que tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar cualquiera de nuestras comidas, ya que nos dicen que todos interactúan entre sí. Sí elegimos bien la mezcla adelgazaremos, si la elegimos mal engordaremos. Pero al ser tantos los grupos y las posibles mezclas, no les ha quedado más remedio que preparar una tabla de compatibilidades para facilitar su seguimiento. Así que, al menos al principio y hasta que te lo vayas aprendiendo, consúltala siempre antes de decidir lo que vas a comer.

¿Adelgaza la dieta disociada actualizada?

Bueno, sobre esto hay opiniones diferentes. Por norma general coinciden en el sí, en que efectivamente se adelgaza, aunque los detractores de la dieta lo achacan a motivos muy distintos. Dicen que comer los alimentos juntos o por separado no influye en la pérdida de peso, que lo único importante es reducir las calorías y aumentar el ejercicio físico. Achacan el éxito de la dieta disociada actualizada a lo poco apetitosas que resultan la mayoría de las comidas con tanta incompatibilidad. Dicen que ese es un factor determinante para que los seguidores de la dieta coman cantidades cada vez más pequeñas debido al aburrimiento, reduciendo así la ingesta de calorías (que es lo que de verdad adelgaza) sin darse cuenta.

En el otro extremo tenemos a los paladines de la dieta que insisten en que son las mezclas incorrectas las que engordan y no la cantidad de alimentos. De hecho una de las premisas fundamentales de la dieta disociada actualizada es que no hay que medir cantidades ni calorías. Puedes comer todo lo que desees siempre que respetes las reglas. Y dicen que puedes llegar a perder de diez a quince kilos en un mes, dependiendo de la persona.

Si te interesa intentarlo a continuación encontrarás información que puede resultarte muy útil, pero antes recuerda como siempre consultar con un especialista.

Dieta disociada actualizada

Los quince grupos de alimentos

1 – Frutas ácidas: arándano, clementina, fresa, lima, limón, mandarina, maracuyá, mora, naranja, pomelo, toronja y tomate.

2 – Frutas semiácidas: albaricoque, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, guinda, higo, kiwi, mango, manzana, membrillo, melocotón, nectarina, pera, picota, piña y uva.

3 – Frutas dulces: chirimoya, dátiles, granada, grosella, higos secos, melón, níspero, orejones, papaya, plátano, sandía, uvas pasas y algunas variedades de ciruelas, manzanas y uvas.

4 – Frutos oleaginosos: aceite, aceituna, aguacate, almendra, anacardo, avellana, coco, mantequilla de cacahuete, nuez, piñón, pistacho y aceite.

5 – Cereales: avena, arroz, cebada, centeno, maíz, mijo, sorgo, trigo y todos los productos preparados con ellos (harinas, galletas, pastas y todo tipo de pan).

6 – Legumbres y germinados: altramuces, cacahuetes, garbanzos, guisantes, habas, judías, lentejas, soja y todo tipo de brotes y germinados.

7 – Hortalizas: alcachofa, berenjena, calabaza, calabacín, judías verdes, nabo, pepino, pimiento, puerro, rábano, remolacha y zanahoria.

8 – Feculentas: boniato, castaña, patata, plátano y zanahoria cocida.

9 – Verduras y algas: acelga, agar-agar, apio, brócoli, champiñones, coles de Bruselas, coliflor, endivia, escarola, espárrago, espinaca, lechuga, lombarda, mori, repollo y setas.

10 – Ajos y cebollas: ajos, ajetes, cebolla blanca, cebolla amarilla, cebolla roja, cebolleta y chalotas.

11 – Huevos: de gallina, de pato o de codorniz.

12 – Leche: entera, semidesnatada, desnatada y yogures.

13 – Mantequilla: en algunas versiones se incluye la margarina, pero lo mejor es evitarla.

14 – Quesos: de untar, en porciones, fresco, curado, de bola, etc., incluidos los quesos ligeros o de régimen.

15 – Carnes y pescados: todo tipo de carnes (pollo, pavo, ternera, cerdo, cordero, caza, etc.), pescados (blancos y azules) y mariscos, ya sean frescos, ahumados, en conserva, embutidos o encurtidos.

Tabla de compatibilidades

Tabla de compatibilidades dieta disociada

La idea primordial de la dieta disociada actualizada es que puedes comer cualquier cosa que quieras y en la cantidad que desees. Tan sólo hay que asegurarse de que no estamos mezclando alimentos incompatibles y para eso tienes la tabla.

Ahora que ya tienes la lista con los diferentes grupos de alimentos, para saber lo que puedes mezclar o no, lo único que tienes que hacer es usar la tabla. Utilizarla es muy fácil. ¿Recuerdas tu niñez, cuando jugabas a los barcos? Pues esto es casi lo mismo, sólo que en lugar de “tocado”, “hundido” o “agua”, aquí encontrarás , NO o M.

Busca en la lista el primer alimento que quieres mezclar y anota el número. A continuación busca el segundo alimento y anótalo también. Luego busca en la tabla la casilla donde se cruzan estos dos números. Si en la casilla hay un quiere decir que puedes mezclarlos sin ningún problema y seguirás adelgazando. Si en la casilla hay un NO quiere decir que no puedes tomarlos en la misma comida bajo ningún concepto o engordarás. Y si en la casilla encuentras una M significa que puedes mezclarlos, pero sólo si ya has llegado al peso que deseas y lo estás manteniendo; si aún estás intentando adelgazar olvídate de la mezcla.

En caso de duda consulta siempre las normas básicas, que puedes encontrar en el artículo sobre la dieta disociada.

Ejemplo de menús para tres semanas

En la dieta disociada actualizada sólo se contemplan cuatro comidas diarias (desayuno, comida merienda y cena). El motivo es muy simple: hay que respetar un mínimo de tres horas antes de volver a comer nada, para realizar correctamente la digestión. De hecho cuando William Howard Hay publicó la primera dieta disociada las comidas eran sólo tres (desayuno, comida y cena) porque el tiempo mínimo para una correcta digestión estaba establecido en cuatro horas.

Si no te crees capaz de pasar toda la mañana sin tomar nada, debes rehacer el horario de tus comidas de tal forma que, aunque incluyas un tentempié a media mañana, siga habiendo un mínimo de tres horas entre cada una de las ingestas. Puedes tomar café o té y fruta (igual que en la merienda) o yogur.

En cualquier caso, aunque habrás visto que utilizar la tabla no es demasiado complicado, a continuación te dejo unos ejemplos de menús para que, si decides probarla, al principio te resulte más sencillo. Y no olvides que tienes que empezar todos los días tomando un vaso de zumo de limón con agua caliente y canela en ayunas, y hasta que haya transcurrido como mínimo media hora no puedes desayunar.

Primera semana

  • Lunes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Cereales con leche o yogur.
    • Comida – Tallarines con setas y alcachofas. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una pera.
    • Cena – Merluza a la plancha con aliño de pimientos rojos. Una infusión relajante.
  • Martes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Jamón serrano.
    • Comida – Filete de ternera a la plancha. Ensalada variada. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de manzana.
    • Cena – Tortilla de calabacín y cebolleta. Una infusión relajante.
  • Miércoles
    • Desayuno – Café con leche, té o una infusión. Tostadas con aceite de oliva.
    • Comida – Espaguetis con verduritas asadas. Leche de almendras con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Dos rodajas de piña.
    • Cena – Dorada al horno. Ensalada de zanahorias. Una infusión relajante.
  • Jueves
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Queso fresco.
    • Comida – Potaje de garbanzos con espinacas. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de naranja.
    • Cena – Coliflor en salsa de almendras. Una infusión relajante.
  • Viernes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Pechuga de pavo.
    • Comida – Muslos de pollo con cebolla y champiñones. Leche de avena con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un melocotón.
    • Cena – Revuelto de setas y ajetes. Una infusión relajante.
  • Sábado
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Un yogur con muesli.
    • Comida – Lentejas con verduras. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de granada.
    • Cena – Atún a la plancha. Ensalada variada. Una infusión relajante.
  • Domingo
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Churros caseros.
    • Comida – Gazpacho (como siempre pero en lugar de tomate, ponle zanahorias y más pimiento rojo para darle color). Un filete de ternera a la plancha. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una manzana asada con canela.
    • Cena – Mejillones al vapor. Langostinos. Una infusión relajante.

Dieta disociada actualizada

Segunda semana

  • Lunes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Lomo embuchado.
    • Comida – Pechuga de pollo a la plancha. Ensalada. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una naranja.
    • Cena – Espinacas rehogadas. Una infusión relajante.
  • Martes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Cereales con leche o yogur.
    • Comida – Paella de verduras. Leche de avena con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de melocotón.
    • Cena – Lenguado a la plancha. Ensalada. Una infusión relajante.
  • Miércoles
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Queso en porciones.
    • Comida – Pechuga de pavo y verduras a la plancha. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una manzana.
    • Cena – Tortilla de setas. Una infusión relajante.
  • Jueves
    • Desayuno – Café con leche, té o una infusión. Tostadas con aceite de oliva.
    • Comida – Potaje de garbanzos y judías verdes. Leche de almendras con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de piña.
    • Cena – Sepia a la plancha. Ensalada variada. Una infusión relajante.
  • Viernes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Un yogur con muesli.
    • Comida – Pollo asado. Ensalada de lechuga. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un plátano.
    • Cena – Lasaña vegetal. Una infusión relajante.
  • Sábado
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Jamón serrano.
    • Comida – Ensalada de espirales con pepino, pimiento rojo, zanahoria rallada, rabanitos y aceitunas. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de sandía.
    • Cena – Sopa de tomate y albahaca con dos huevos escalfados. Una infusión relajante.
  • Domingo
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Ensalada de frutas.
    • Comida – Estofado de ternera. Endivias. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Compota de frutas.
    • Cena – Un caldo vegetal. Pulpo a la vinagreta. Una infusión relajante.

Tercera semana

  • Lunes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Cereales con leche o yogur.
    • Comida – Ensalada de garbanzos, pimiento verde, pimiento rojo, cebolleta y apio. Leche de avena con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Uvas.
    • Cena – Salmón a la plancha. Ensalada. Una infusión relajante.
  • Martes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Rollitos de jamón y queso.
    • Comida – Brochetas de pollo con champiñones, calabacín y pimiento rojo. Una gelatina. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de fresas.
    • Cena – Tortilla francesa. Un tomate aliñado con orégano y albahaca. Una infusión relajante.
  • Miércoles
    • Desayuno – Café con leche, té o una infusión. Tostadas con aceite de oliva.
    • Comida – Tortelloni rellenos de verduritas asadas. Leche de almendras con canela. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una rodaja de melón.
    • Cena – Merluza en salsa verde. Una infusión relajante.
  • Jueves
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Un yogur con muesli.
    • Comida – Ternera asada. Una ensalada de lechuga. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de ciruela.
    • Cena – Pastel de verduras. Una gelatina. Una infusión relajante.
  • Viernes
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Pechuga de pavo.
    • Comida – Lentejas guisadas. Espárragos a la plancha. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Una rodaja de sandía.
    • Cena – Crema de calabaza. Ensalada de langostinos. Una infusión relajante.
  • Sábado
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Queso fresco.
    • Comida – Atún encebollado. Pimientos asados. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Un zumo de frutos del bosque.
    • Cena – Salteado de espárragos, ajetes y gambas. Una infusión relajante.
  • Domingo
    • Desayuno – Café, té o una infusión. Tostadas con mermelada ligera.
    • Comida – Ternera con champiñones. Ensalada de repollo y lombarda. Una infusión.
    • Merienda – Café o té. Picotas.
    • Cena – Calamares a la plancha. Ensalada de escarola. Una infusión relajante.

Dieta disociada actualizada

error: Alert: Content is protected !!