Menu

Dieta de la leche

Hoy traemos a nuestro espacio la dieta de la leche. Desde hace más de cien años la leche es uno de los alimentos más controvertidos entre los expertos en dietas y los nutricionistas.

Los detractores de la leche han dicho de todo tipo de cosas sobre ella. La han metido en un mismo saco junto al alcohol, el café o el té, acusándolos de ser alimentos tóxicos y de causar dependencia. Se la califica como alimento proinflamatorio y se la hace responsable del desarrollo de muchas enfermedades (alérgicas, respiratorias, reumáticas, cardíacas o cancerosas). A pesar de la polémica, todavía no hay estudios concluyentes que demuestren estos supuestos daños provocados por la leche. Quizás por eso los que están en contra del consumo de los productos lácteos esgrimen un último (y según ellos definitivo) argumento: los humanos somos la única especie que sigue bebiendo leche en edad adulta. Y si tú has visto algún animal adulto bebiendo leche con deleite (lo hemos visto todos) se debe, dicen ellos, a que son animales domesticados cuyas inclinaciones naturales hemos pervertido los malvados humanos…

Pero lo que sí está más que demostrado es que la leche es uno de los alimentos más completos que existen y que nos aporta todos los nutrientes que necesitamos (con excepción de la vitamina C, hierro y fibra). Además la sensación de saciedad que produce la convierte en un alimento muy adecuado para las dietas de adelgazamiento. Y si quieres evitar la grasa y parte de las calorías que tiene, siempre puedes elegir productos lácteos desnatados.

Precauciones a tener en cuenta

La dieta de la leche pertenece al grupo de las dietas rápidas y, aunque no llega a ser una monodieta, es hipocalórica y desequilibra en sus aportes. Por lo tanto no es adecuada para niños, ancianos, adolescente, mujeres embarazadas ni enfermos crónicos. Está especialmente contraindicada para personas con intolerancia a la lactosa y los enfermos de riñón.

Las personas adultas y sanas que deseen seguir esta dieta, en primer lugar deben realizarse un chequeo y consultar con un especialista. Él podrá decirles si la dieta de la leche es adecuada en su caso y si es necesario que tomen algún tipo de suplemento o vitaminas.

Por nuestra parte opinamos que la dieta de la leche clásica, si te gustan los productos lácteos, se puede hacer sin demasiadas dificultades. Sin embargo la dieta de la leche para dos semanas nos parece demasiado extrema, hipocalórica, monótona y muy poco “palatable”. Con esta última palabra (importada del inglés y que no está recogida en nuestro diccionario) quieren expresar que una dieta es poco agradable al paladar, que no resulta satisfactoria al comerla. Dicho sea en nuestro idioma, que no resulta sabrosa. Y ésto, que antes se consideraba una tontería, ha resultado ser uno de los principales motivos de abandono entre las personas que realizan una dieta.

Dieta de la leche

Cómo funciona la dieta de la leche

Afirman que con la dieta de la leche podemos perder alrededor de medio kilo diario. Obviamente uno se pregunta cómo se puede adelgazar si ingerimos casi dos mil calorías al día (tres litros de leche entera equivalen a mil novecientas cincuenta calorías). Dicen que como la mayoría de las calorías de la leche se concentran en la grasa, como no se ingiere ningún alimento sólido no se pueden digerir y por eso se produce el efecto de consumir las grasas almacenadas en el cuerpo.

Pero esto sólo es válido para los dos primeros días. ¿Qué ocurre después, cuando sustituimos la leche por el requesón o el yogur? Pues que como el aporte calórico sigue siendo bajo, el cuerpo recurre a las reservas para suplir sus necesidades de energía y el peso sigue bajando al mismo ritmo. O al menos eso dicen los que la han hecho. Eso sí: cuando llega el quinto día y por fin se pueden comer otras cosas, hasta las verduras saben a gloria.

Normas básicas de la dieta de la leche

Los días que toca beber leche hay que tomar un mínimo de un litro y medio y un máximo de tres litros. La forma más sencilla de controlar cuanta leche hemos bebido es hacerlo en el clásico vaso de agua, que tiene una capacidad de 250 ml. Es decir, que tenemos que beber un mínimo de seis vasos al día y un máximo de doce vasos. En la dieta de la leche clásica recomiendan que la leche utilizada sea entera (y si no lo es debe estar enriquecida con vitaminas y minerales, porque aporta menos nutrientes) y en la dieta de las dos semanas leche desnatada. A la leche se le puede añadir un poquito de café, de té o alguna infusión.

Los días del requesón se nos presentan tres opciones diferentes y tenemos que elegir una de ellas para todo el día (al día siguiente podemos elegir otra distinta si así lo preferimos):

a) Un kilo de requesón a repartir para todo el día.
b) Cinco yogures (o cinco cuajadas) a repartir durante el día.
c) Medio kilo de requesón y tres yogures (o tres cuajadas) para todo el día.

Los yogures y las cuajadas tienen que ser sin azúcar.

Los alimentos se deben cocinar hervidos, al vapor o a la plancha, pero siempre sin grasa.

El azúcar está prohibido. Para endulzar se pueden utilizar edulcorantes o una cucharadita de miel.

Para condimentar las comidas se pueden utilizar especias o hierbas aromáticas, limón, vinagre, sal en muy pequeña medida, y no más de dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día.

No se debe prolongar la dieta de la leche más tiempo del indicado.

Al finalizar la dieta, si no quieres recuperar enseguida los kilos que hayas perdido, hay que mantener una alimentación baja en grasas y con muchas frutas y verduras.

Dieta de la leche

Dieta de la leche clásica

  • Lunes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Comida – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Cena – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
  • Martes
    • Desayuno – Una rebanada de 30 g de pan. Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Comida – Una rebanada de 30 g de pan. Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
    • Cena – Una rebanada de 30 g de pan. Uno o dos vasos de leche entera (de 250 ml).
  • Miércoles
    • Desayuno – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 100 g de requesón y un yogur o una cuajada. Una rebanada de 30 g de pan.
    • Media mañana – Elegir una de estas tres opciones: a) 125 g de requesón; b) y c) un yogur o una cuajada.
    • Comida – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 200 g de requesón. Una rebanada de 30 g de pan. Una manzana.
    • Merienda – Elegir una de estas tres opciones: a) 125 g de requesón; b) y c) un yogur o una cuajada.
    • Cena – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 200 g de requesón. Una rebanada de 30 g de pan. Dos rodajas de piña fresca.
  • Jueves
    • Desayuno – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 100 g de requesón y un yogur o una cuajada. Una rebanada de 30 g de pan.
    • Media mañana – Elegir una de estas tres opciones: a) 125 g de requesón; b) y c) un yogur o una cuajada. Un zumo de naranja recién exprimido.
    • Comida – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 200 g de requesón. Una rebanada de 30 g de pan. Un tazón de caldo de verduras (cocinado sin grasa). Una manzana.
    • Merienda – Elegir una de estas tres opciones: a) 125 g de requesón; b) y c) un yogur o una cuajada. Un zumo de naranja recién exprimido.
    • Cena – Elegir una de estas tres opciones: a) 250 g de requesón; b) un yogur o una cuajada; c) 200 g de requesón. Una rebanada de 30 g de pan. Un tazón de caldo de verduras (cocinado sin grasa). Dos rodajas de piña fresca.
  • Viernes
    • Desayuno – Un zumo de manzana o de naranja recién hecho. Un té o un café con leche desnatada y edulcorante. Una tostada de pan integral.
    • Media mañana – Una pera o una manzana.
    • Comida – Ensalada mixta con lechuga, tomate, pepino, cebolla, un huevo duro y una lata de atún al natural escurrido.
    • Merienda – Tres mandarinas o una naranja.
    • Cena – Un tazón de caldo de verduras (cocinado sin grasa). Un filete de pechuga de pollo a la plancha. Un yogur natural desnatado sin azúcar.
  • Sábado
    • Desayuno – Un zumo de manzana o de naranja recién hecho. Un té o un café con leche desnatada y edulcorante. Dos rebanadas de pan integral con margarina 100% vegetal.
    • Media mañana – Un tazón de fresas.
    • Comida – Espinacas rehogadas con una gota de aceite. Un filete de merluza a la plancha. Ensalada de lechuga. Dos o tres ciruelas o un melocotón.
    • Merienda – Macedonia de frutas con zumo de naranja recién exprimido.
    • Cena – Sopa de zanahoria. Un filete de ternera a la plancha (de unos 150 g). Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Domingo
    • Desayuno – Un zumo de manzana o de naranja recién hecho. Un té o un café con leche desnatada y edulcorante. Copos de avena (30 g) o una tostada de pan integral.
    • Media mañana – Un tazón de moras o frambuesas.
    • Comida – Ensalada mixta con lechuga, tomate, pepino, cebolla, un huevo duro y una lata de atún al natural escurrido. Un plato pequeño de arroz o pasta integral mezclados con verduras. Una rodaja de melón.
    • Merienda – Un té o un café con leche desnatada y edulcorante. Una o dos galletas integrales.
    • Cena – Un plato de verduras al vapor. Una rebanada de pan de centeno. 50 g de requesón. Uno o dos kiwis.

Dieta de la leche

Dieta de la leche para dos semanas

Primera semana

  • Lunes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana.
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Una patata hervida. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana. Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Una patata hervida. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana.
  • Martes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Un yogur desnatado sin azúcar.
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Zanahorias crudas.
    • Comida – Cien gramos de pollo hervido. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Un yogur desnatado sin azúcar.
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Zanahorias crudas.
    • Cena – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Un yogur desnatado sin azúcar.
  • Miércoles
    • Desayuno – Cien gramos de requesón.
    • Media mañana – Una cuajada.
    • Comida – Doscientos gramos de requesón. Cien gramos de ternera a la plancha. Una cuajada.
    • Merienda – Una cuajada.
    • Cena – Doscientos gramos de requesón. Batido de leche y plátano.
  • Jueves
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una rebanada de pan de treinta gramos. Una manzana.
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Cien gramos de merluza a la plancha. Una rebanada de pan de treinta gramos. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana.
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Una rebanada de pan de treinta gramos. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana.
  • Viernes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Ensalada de garbanzos, cebolla y atún. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Batido de yogur con frutos secos. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
  • Sábado
    • Desayuno – Cien gramos de requesón. Una rebanada de pan de treinta gramos.
    • Media mañana – Una cuajada.
    • Comida – Sopa de verduras. Doscientos gramos de requesón. Una rebanada de pan de treinta gramos. Una cuajada.
    • Merienda – Una cuajada.
    • Cena – Doscientos gramos de requesón. Una rebanada de pan de treinta gramos.
  • Domingo
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una rebanada de pan de treinta gramos.
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Cien gramos de mero a la plancha. Una patata hervida. Una rebanada de pan de treinta gramos. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Ensalada de frutas con un yogur desnatado sin azúcar.
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Una patata hervida. Una rebanada de pan de treinta gramos. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.

Segunda semana

  • Lunes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Dos patatas hervidas. Una tostada de pan integral. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Tres rodajas de piña fresca.
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Dos manzanas. Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
  • Martes
    • Desayuno – Cien gramos de requesón. Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
    • Media mañana – Una cuajada.
    • Comida – Doscientos gramos de requesón. Cien gramos de pollo a la plancha. Una cuajada.
    • Merienda – Una cuajada.
    • Cena – Doscientos gramos de requesón. Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
  • Miércoles
    • Desayuno – Batido de leche y plátano.
    • Media mañana – Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
    • Comida – Cien gramos de ternera a la plancha. Un huevo duro.
    • Merienda – Un yogur desnatado sin azúcar mezclado con cereales.
    • Cena – Un huevo duro. Una lata de atún al natural. Una tostada de pan integral.
  • Jueves
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Cien gramos de atún a la plancha. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Macedonia de frutas con zumo de naranja recién exprimido. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
  • Viernes
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml). Una manzana.
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Ensalada de garbanzos, cebolla y atún. Una tostada de pan integral. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Dos manzanas. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
  • Sábado
    • Desayuno – Doscientos gramos de requesón.
    • Media mañana – Una cuajada.
    • Comida – Doscientos gramos de requesón. Puré de zanahoria. Ciento cincuenta gramos de ternera a la plancha. Macedonia de frutas con zumo de naranja recién exprimido.
    • Merienda – Una cuajada.
    • Cena – Cien gramos de requesón. Sopa de verduras. Cien gramos de pollo a la plancha. Una cuajada.
  • Domingo
    • Desayuno – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Media mañana – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Comida – Cien gramos de bacalao a la plancha. Una tostada de pan integral. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Merienda – Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).
    • Cena – Batido de leche y plátano. Uno o dos vasos de leche desnatada (de 250 ml).

Dieta de la leche

error: ¡El contenido está protegido!

Pin It on Pinterest

Share This

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar