Saltar al contenido

Dieta de la piña para un día

Dieta de la piña para un día

Buscar versiones de la dieta de la piña es como adentrarse en el mundo de La historia interminable. La encontramos con todo tipo de alimentos complementarios y con muy diferentes duraciones, aunque las más conocidas son la de los tres días y la de la semana. Pero hemos encontrado algunas realmente curiosas, como esta dieta de la piña para un día.

Objetivos de la dieta de la piña para un día

Dieta de la piña para un díaNos dicen que esta dieta pertenece al grupo de las “dietas de choque”. ¿Y eso qué significa? Pues que la dieta de la piña para un día es algo así como una solución de emergencia, un parche milagroso destinado a resolver nuestros errores.

Supongamos que durante toda la semana llevamos una dieta sana y equilibrada que nos permite mantenernos en forma y con nuestro peso correcto. Pero luego llega el fin de semana, una celebración importante o las vacaciones y lo tiramos todo por la borda, estropeando con los excesos cometidos esos días todos nuestros desvelos anteriores.

Y ahí es donde dicen que la dieta de la piña para un día puede ayudarnos, por una parte compensando las calorías de más que hemos consumido y ayudándonos a eliminar las grasas, y por otra depurando y desintoxicando nuestro organismo.

Normas básicas de la dieta de la piña para un día

Lo primero que hay que dejar claro es que esta dieta no es para hacerla durante días o semanas, sino tan sólo de forma puntual, un único día aislado en el tiempo. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque la cantidad de nutrientes que la dieta aporta es mínima y su uso prolongado podría acarrear déficits de nutrición.

Si quieres obtener el mejor rendimiento posible, tienes que hacer la dieta justo al día siguiente del fin de semana o de la celebración en los que te hayas desmandado comiendo.

Y por supuesto, si decides hacerla, debes seguirla el día entero al pie de la letra. Nada de sustituciones o improvisaciones.

Ahora veamos en qué consiste la dieta de la piña para un día paso a paso.

Desayuno

  • Prepara dos tostadas con pan integral de barra (nada de pan de molde) y rocíalas con un poco de aceite de oliva virgen. No se puede añadir tomate ni sal.
  • Toma dos rodajas de piña natural o en su jugo. Aunque también se vende envasada en latas, no confundas la piña en su jugo con la piña en almíbar, ya que esta última contiene una gran cantidad de azúcar añadido y no puedes comerla.
  • Toma una infusión de cola de caballo (es diurética y magnífica para eliminar la retención de líquidos). También puedes tomar un té verde o rojo. Para endulzar utiliza edulcorantes (sacarina, aspartamo, stevia). No puedes utilizar azúcar y tampoco puedes tomar leche, ni siquiera desnatada.

Media mañana

  • Aquí tienes varias opciones entre las que puedes elegir. Por ejemplo puedes comer un par de rodajas de piña.
  • También puedes recurrir a las infusiones (cola de caballo, té verde o rojo) que, al estar calientes, te darán mayor sensación de saciedad.
  • Y por último puedes optar por tomar un batido verde o “detox”, como también se les conoce. Ya sabes: pon en la batidora verduras de hoja verde (lechugas, espinacas, acelgas, brócoli, perejil, etc.), algo de fruta (manzanas, plátanos, naranjas, fresas, kiwis o piña, por supuesto), tritura bien y bébetelo al momento, para que no pierda ninguna de sus propiedades.

Comida

  • Como plato principal tienes que tomar dos o tres filetes de pechuga de pollo o de pavo cocinados a la plancha y con una pizca de sal. Para darles más sabor puedes sazonarlos con pimienta, especias o hierbas aromáticas.
  • A continuación tienes que comer cuatro o cinco rodajas de piña natural o en su jugo.
  • De postre un yogur natural desnatado y edulcorado. Si el yogur viene sin edulcorar puedes utilizar sacarina, aspartamo o stevia.
  • Termina la comida con una infusión de cola de caballo o con un té rojo o verde. Y recuerda: nada de azúcar, sólo edulcorantes.

Merienda

  • Al igual que ocurría a media mañana, puedes elegir entre las infusiones, los batidos verdes o las dos rodajas de piña.

Cena

  • La cena ha de ser exactamente igual a la comida. Es decir, dos o tres filetes de pechuga a la plancha (pavo o pollo), cuatro o cinco rodajas de piña, un yogur natural desnatado y una infusión de cola de caballo o un té verde o rojo.

Dieta de la piña para un día

Resumen

Como verás es muy simple y requiere poco o ningún esfuerzo en la cocina. Dicen que, si has seguido rigurosamente las indicaciones de la dieta de la piña para un día, habrás eliminado el exceso de peso y tu organismo se habrá depurado. Pero si quieres mantener los resultados a largo plazo, debes seguir una alimentación saludable y hacer unos minutos de ejercicio cada día.