Productos milagro

El tema de hoy son los productos milagro para adelgazar. Como ya vimos en nuestro artículo productos dietéticos son muchas las empresas que (en vista de la gran demanda) se dedican íntegramente a comercializar este tipo de artículos. La legislación vigente es bastante clara con respecto a los batidos, barritas y similares, que engloba en el apartado de dietas de muy bajo valor energético (VLCD), y especifica toda la información que debe mostrarse en el etiquetado.

Pero hay otra serie de productos a los que podríamos llamar ambiguos que se mueven entre dos aguas, aprovechando las lagunas legislativas y abusando en sus etiquetas de la famosa frase registro sanitario en trámite. Los profesionales los conocen como “productos milagro”, por las disparatadas promesas que hacen en su publicidad.

Qué son los productos milagro

Legalmente hablando se mueven a caballo entre los productos alimenticios y los farmacéuticos, moviendo el péndulo a un lado u a otro según les conviene. Muchos de ellos se ponen a la venta sin cumplir ni el más mínimo control sanitario, sin informar de cuál es su composición exacta o de las cantidades de los diversos ingredientes que la forman. La información contenida en las cajas, folletos, etc., se puede calificar de pura publicidad ya que sólo nos habla de las maravillas que realiza, y nunca de los inconvenientes o de los efectos secundarios.

En el saco de los productos milagro caben muchas cosas: infusiones de hierbas, plantas exóticas, preparados pseudomedicinales en forma de píldoras o cápsulas (casi siempre conteniendo plantas laxantes, diuréticos o fibra saciante). Pero también podemos encontrar parches, plantillas, prendas, vendas, o cintas y pulseras adelgazantes. La vida de este tipo de productos para adelgazar suele ser efímera, cuestión de modas, y pronto son sustituidos por otros con campañas publicitarias más agresivas

En casi todos los casos estos productos son inocuos, no producen ningún efecto, ni bueno ni malo, y esto les permite mantenerse en el mercado durante más tiempo. Otros por el contrario sí pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud, y normalmente las autoridades los retiran de la venta. Por desgracia, mientras se completa el proceso legal, pueden ser muchos los afectados.

El éxito de la mayoría de estos brebajes se basa en el mismo principio que el de los políticos: prometer exactamente aquello que queremos escuchar. En el fondo todos sabemos que es imposible adelgazar sin esfuerzo, sin renunciar a determinadas cosas y sin hacer ejercicio. Pero seguimos soñando con encontrar la panacea, el milagro que nos permita perder kilos mientras comemos hasta hartarnos y nos pasamos la vida del coche al sofá. Y todos estos farsantes nos ofrecen el milagro envasado y listo para tomar.

El toque exótico también contribuye mucho al éxito de estos mejunjes, para que nos vamos a engañar. El esnobismo, la pasión por todo lo que viene de fuera, la convicción de que las culturas orientales son muy superiores a la nuestra, hace que creamos rápidamente en las virtudes de todo aquello que nos resulta lejano. Si alguien intentase convencernos de lo bueno que es consumir cardos borriqueros, nadie le haría caso. Si nos contasen los beneficios de una infusión de genista, muchos se lo pensarían hasta que descubriesen que son esas flores amarillas silvestres que crecen en cualquier parte, incluso en el borde de las aceras. Pero si lo que nos venden son (por poner un ejemplo) las maravillas de la cereza nieve de Tasmania, planta que sólo se encuentra en lugares muy recónditos, la cosa ya cambia y muchos crédulos estarían dispuestos a pagarla a precio de oro.

Productos milagro para adelgazar

Cómo distinguir entre productos eficaces y timos

¿Cómo podemos distinguir los verdaderos productos para adelgazar de otros que se podrían calificar de timos o estafas? Hay una serie de pistas que nos pueden ayudar a identificarlos fácilmente:

  • Suelen tener un precio desorbitado.
  • Prometen resultados y pérdidas de peso que no llegan a ser reales.
  • La identificación del fabricante y del responsable de la comercialización no aparece ni en los envases ni en el etiquetado, limitándose a incluir un teléfono o apartado de correos.
  • No viene especificada con claridad la composición cualitativa ni cuantitativa, e incluso habría que desconfiar de que algunos realmente contengan lo que pone en su etiqueta.
  • La mayoría se adquieren exclusivamente por correo o internet, y muy pocas por vías de comercio más convencionales.
  • Suelen aportar testimonios supuestamente reales de personas, famosas o desconocidas, para convencernos de su efectividad.
  • La publicidad suele ser muy agresiva, y más intensa cuanto más económico sea el medio en el que se realiza (internet, prensa, radio, televisión).
  • Las campañas suelen coincidir con determinadas épocas del año, sobre todo en los meses anteriores al verano o después de las fiestas navideñas.

Pero sobre todo cuídate de la supuesta “magia”, y huye de todos aquellos productos para adelgazar que te prometan:

  • Comer cuanto quieras
  • Perder peso sin dejar de comer
  • Perder peso mientras duermes
  • Perder 7 kilos en 7 días (o similares)
  • Contener una sustancia que devora las grasas
  • Desengrasar

Nota final

En próximos artículos iremos hablando sobre aquellos productos milagro que más interesantes puedan resultarte, para que (antes de comprar) puedas tener toda la información necesaria.

Recuerda siempre que muchos de estos productos milagro son ilegales, ya que su venta no ha sido autorizada por las autoridades sanitarias y por lo tanto suponen un fraude tanto para el consumidor como para la sociedad. Pero sobre todo piensa que lo que puedes perder con más facilidad va a ser tu ilusión, tu dinero (mucho dinero) y quizás incluso tu salud. Así que, antes de comprar y consumir ningún producto milagro, infórmate bien y consulta con tu médico.

Scroll Up
error: ¡El contenido está protegido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar