Dieta de la sandía

Intentar perder unos kilos en pleno verano puede ser ingrato y muy difícil. Pero si no te queda más remedio que hacerlo, seguro que no encuentras otra dieta tan apetecible y refrescante como la que te presentamos hoy: la dieta de la sandía.

Pertenece al grupo de las monodietas, aquellas en las que se consume un determinado alimento en grandes cantidades o en exclusividad y dicen que con ella puedes perder mucho kilos en poco tiempo (al igual que dicen de las demás). Entonces, ¿qué hace distinta a esta dieta? Pues la sandía. Es una fruta tan corriente que jamás le hemos prestado mayor atención y muchos ignoramos lo especial que puede ser.

Qué te aporta la sandía

La sandía te aporta mucha más cosas de las que te puedas imaginar. De hecho es una de las frutas más recomendables para hacer dieta, incluso para personas que padecen algunos problemas de salud.

En contra de la creencia popular la sandía es una fruta hipocalórica. Tan sólo aporta 32 calorías por cada 100 g de peso, frente a las 59 calorías que aporta la misma cantidad de manzana. También es menor la cantidad de hidratos de carbono de la sandía: en los mismos 100 g de peso la sandía tiene 7,18 g y la manzana 15,25 g. En cuanto a los azúcares (siempre se acusa a la sandía de contener demasiada azúcar) la sandía tiene 6,2 g frente a los 10.39 g de la manzana. Curioso ¿verdad? En estos tres matices la sandía es mejor que la manzana, a la que se cree la fruta más sana por excelencia. Por eso la sandía se considera una fruta muy adecuada incluso para los diabéticos (salvo que algún otro problema lleve al doctor a desaconsejarla).

Otro rasgo muy destacable de la sandía es su alto contenido en agua: 91% por cada 100 g. Este agua junto con su contenido bajo en sodio y alto en potasio (que contrarresta el efecto del sodio), la convierten en un potente diurético que facilita la rápida eliminación de los líquidos sobrantes. Por eso se trata de un gran alimento para los hipertensos y para todos aquellos que padecen retención de líquidos por obesidad, gota, artritis u otras causas.

La sandía nos ofrece un buen contenido de fibra que nos ayuda a regular la función intestinal. Por otra parte la combinación del agua y la fibra nos provoca una sensación de saciedad que es de gran ayuda cuando se sigue una dieta para perder peso.

Es destacable el conjunto de vitamina A, C, B1, B2, B3, minerales, flavonoides y licopeno que nos ofrece esta fruta, lo que la convierte en un magnífico alimento antioxidante y, según las últimas investigaciones, anticancerígeno.

Contraindicaciones de la dieta de la sandía

Como la mayoría de las dietas rápidas, la dieta de la sandía no puede ser llevada a cabo por mujeres embarazadas, niños, ancianos o personas que padezcan del hígado. Cualquier persona adulta y sana puede hacerla (sin prolongar su duración más allá de lo indicado), aunque como siempre recomendamos consultar antes con un especialista.

Sólo un último detalle importante a tener en cuenta: debes consumir la sandía en un plazo que no sea mayor de cinco días desde que la abriste, ya que la oxidación produce elementos que pueden llegar a ser tóxicos.

A continuación te presentamos dos modalidades de la dieta de la sandía: para cinco días y para dos semanas.

Dieta de la sandía para cinco días

La dieta de la sandía para cinco días entraría en el grupo de las dietas rápidas, ya que nos ofrece perder en esos días de cuatro a cinco kilos. Pero, a diferencia de otras, tanto la variedad de los demás alimentos como las cantidades nos garantiza que no vamos a sufrir ningún déficit nutricional en esos días. Aunque la dieta es de corta duración, hay una serie de normas básicas que, si quieres seguirla, deben cumplirse a rajatabla:

  • Durante los cinco días que dura la dieta no se pueden tomar productos lácteos, huevos, cereales, grasas, hidratos de carbono ni azúcar.
  • Se pueden cocinar los alimentos al vapor, cocidos, a la plancha, a la brasa, al horno, en el microondas o en papillote. Los fritos están prohibidos.
  • Se puedes cambiar las carnes, los pescados o las frutas por otras diferentes, si no te gustan las que están en el menú. Excepto la sandía, claro está.
  • Hay que cocinar con la menor cantidad posible de aceite de oliva y con poca sal.
  • Para endulzar se utiliza edulcorante.
  • Hay que bebe al menos uno o dos litros de agua al día.
  • Hay que hacer ejercicio todos los días o al menos caminar durante media hora.

Menú para cinco días

  • Día 1
    • Desayuno – Café con leche desnatada, té o una infusión con edulcorante. Tres rodajas de piña fresca.
    • Media mañana – Toda la sandía que te apetezca.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Ensalada de tomate, berros, cebolla y zanahoria rallada. Pechuga de pollo a la plancha. Sandía.
    • Merienda – Toda la sandía que te apetezca.
    • Cena – Sopa juliana de verduras. Lenguado a la plancha. Sandía.
  • Día 2
    • Desayuno – Café con leche desnatada, té o una infusión con edulcorante. Una manzana.
    • Media mañana – Toda la sandía que te apetezca.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Ensalada de lechuga y tomate. Un filete de ternera a la plancha. Sandía.
    • Merienda – Toda la sandía que te apetezca.
    • Cena – Sopa de tomate. Una trucha asada. Sandía.
  • Día 3
    • Desayuno – Café con leche desnatada, té o una infusión con edulcorante. Un melocotón.
    • Media mañana – Toda la sandía que te apetezca.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Ensalada de escarola. Dos muslos de pollo asados. Sandía.
    • Merienda – Toda la sandía que te apetezca.
    • Cena – Sopa de champiñones. Una rodaja de merluza a la plancha. Sandía.
  • Día 4
    • Desayuno – Café con leche desnatada, té o una infusión con edulcorante. Un tazón de cerezas.
    • Media mañana – Toda la sandía que te apetezca.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Ensalada de tomate y pepino. Dos rodajas de redondo de ternera asado. Sandía.
    • Merienda – Toda la sandía que te apetezca.
    • Cena – Caldo de verduras. Una rodaja de emperador a la plancha.
  • Día 5
    • Desayuno – Café con leche desnatada, té o una infusión con edulcorante. Tres albaricoques.
    • Media mañana – Toda la sandía que te apetezca.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Ensalada de repollo y lombarda. Pechuga de pavo a la plancha. Sandía.
    • Merienda – Toda la sandía que te apetezca.
    • Cena – Sopa de cebolla. Dorada al horno. Sandía.

Dieta de la sandía

Dieta de la sandía para dos semanas

La dieta de la sandía para dos semanas plantea un menú aún más completo, equilibrado y relajado y que aporta unas 1200 calorías diarias, ya que su meta es perder dos kilos cada semana. Para ello comparte algunas de las reglas básicas con la dieta de los cinco días, pero otras son diferentes. Vamos a darles un repaso:

  • La sandía sólo se toma a media mañana, antes de comer y en la merienda.
  • No se considera adecuado tomar la sandía en la cena, para evitar problemas de digestión por la noche.
  • Se puede comer más cantidad de sandía si se desea, pero no se recomienda comerla en momentos distintos de los indicados.
  • No se puede saltar ninguna comida.
  • Tampoco se puede comer entre horas, ni más cantidad de la que está en el menú, ni repetir.
  • Las comidas se pueden preparar cocidas, al vapor, a la brasa, a la plancha, en el microondas, en papillote o en el horno. ¡Nada de fritos!
  • Se pueden utilizar dos cucharadas de aceite de oliva cada día.
  • Para condimentar las comidas se puede utilizar sal (con moderación), especias, hierbas aromáticas, vinagres, lima o limón, mostaza o pequeñas cantidades de salsas picantes. Para endulzar se utilizarán edulcorantes, nunca azúcar.
  • Además de uno o dos litros de agua, también se puede beber té, café, infusiones y refrescos sin azúcar.
  • Se considera muy recomendable caminar una hora diaria, porque se quema más grasa y se adelgaza más deprisa. Se puede sustituir por media hora de ejercicio físico más intenso.

Menú para la primera semana

  • Lunes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos galletas integrales. Una rodaja de sandía.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Brócoli al vapor aderezado con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Un filete de ternera a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Alcachofas rehogadas con ajo y una cucharada de aceite de oliva. Un filete de lenguado a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Martes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada y edulcorante. Una tostada de pan integral untada con una porción de queso (quesito) bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Coliflor hervida aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Dos muslos de pollo al horno. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Sopa de verduras cocinada con sólo una cucharada de aceite de oliva. Una rodaja de atún al horno con limón. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Miércoles
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Una tostada de pan integral con dos lonchas de pavo.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Verduritas asadas. Calamares a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Ensalada de escarola, naranja y granada aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Un filete de pechuga de pavo a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Jueves
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos tostadas de pan integral untadas con queso fresco bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Una taza de arroz integral (ya cocido) aliñada con una cucharada de aceite de oliva. Dos rodajas delgadas de ternera asada. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Puré de verduras aliñado con una cucharada de aceite de oliva. Revuelto de gambas, ajetes y espárragos. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Viernes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos galletas integrales. Una rodaja de sandía.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Puré de calabacín aliñado con una cucharada de aceite de oliva. Una pechuga de pollo a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Sopa de tomate aliñada con una cucharada de aceite de oliva. Una rodaja de merluza a la plancha con ajo, perejil y especias al gusto. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Sábado
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Una tostada de pan integral con dos lonchas de jamón york.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Un tazón de caldo de verduras cocinado sin grasa. Espaguetis con pimientos del piquillo y una lata de atún al natural, aliñado con una cucharada de aceite de oliva. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Setas variadas rehogadas con ajo, perejil, limón y una cucharada de aceite de oliva. Sardinas a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Domingo
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos tostadas de pan integral untadas con requesón bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Un taza de garbanzos cocidos aliñados con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Una rodaja de salmón a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Ensalada de lechuga, tomate, cebolla y zanahoria, aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Revuelto de setas y ajetes. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).

Dieta de la sandía

Menú para la segunda semana

  • Lunes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos galletas integrales. Una rodaja de sandía.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Judías verdes aderezadas con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Pechuga de pavo al ajillo asada. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Un lomo de bacalao al horno con guarnición de cebolla en juliana pochada con un poco de azafrán molido. Champiñones rehogados con ajo, perejil, limón y una cucharada de aceite de oliva. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Martes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada y edulcorante. Una tostada de pan integral untada con una porción de queso (quesito) bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Lombarda al vapor aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Contramuslo de pollo sin huesos asado con limón y especias al gusto. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Crema de calabaza aliñada con una cucharada de aceite de oliva. Una dorada pequeña al horno con limón. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Miércoles
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Una tostada de pan integral con dos lonchas de pavo.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Crema de espárragos. Un gallo a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Ensalada de tomate sazonada con orégano y aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Lomo a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Jueves
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos tostadas de pan integral untadas con queso fresco bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Una taza de arroz al curry (ya cocido) preparado con una cucharada de aceite de oliva. Una pechuga de pollo asada con hierbas provenzales y limón. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Crema de puerros (sin nata y preparada con una cucharada de aceite de oliva). Dos rodajas de pescadilla a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Viernes
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos galletas integrales. Una rodaja de sandía.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Puré de espinacas aliñado con una cucharada de aceite de oliva. Dos filetes de redondo a la plancha con un poco de pimienta. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Un tazón de caldo de verduras cocinado sin grasa. Rape al horno y una patata hervida aliñada con una cucharada de aceite de oliva y pimentón.. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Sábado
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Una tostada de pan integral con dos lonchas de jamón york.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Lentejas guisadas con zanahoria, pimiento verde, pimiento rojo, calabacín, tomate y una cucharada de aceite de oliva. Un filete de trucha asalmonada a la plancha. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Dos tomates partidos sazonados con orégano y albahaca, y aliñados con una cucharada de aceite de oliva. Una tortilla francesa de dos huevos. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
  • Domingo
    • Desayuno – Un café con leche desnatada o una infusión con edulcorante. Dos tostadas de pan integral untadas con requesón bajo en calorías.
    • Media mañana – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • 10 minutos antes de comer – Un vaso de zumo de sandía recién hecho.
    • Comida – Un tazón de gazpacho preparado con una cucharada de aceite de oliva. Rodaballo al horno. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).
    • Merienda – Dos rodajas de sandía como mínimo.
    • Cena – Ensalada de lechuga, tomate, cebolla y espárragos, aliñada con una cucharada de aceite de oliva y vinagre de manzana al gusto. Unas lonchas jamón serrano (sin grasa) y ciento cincuenta gramos de queso crema bajo en calorías. Un yogur desnatado sin azúcar (natural o de sabores).

Dieta de la sandía

Trucos para después de la dieta de la sandía

¿Y después de la dieta qué? Esa es una pregunta que deberías plantearte si no quieres sufrir el efecto yoyó y recuperar de nuevo los kilos que acabas de perder. Hay una serie de pequeños trucos que, si los incorporas a tu rutina diaria, te pueden ayudar a conseguirlo:

  • Continúa haciendo cuatro o cinco comidas diarias, sin saltarte ninguna.
  • Incorpora en tu dieta las legumbres y los cereales, come mucha fruta y verdura, y elige el pescado antes que la carne.
  • Siempre que puedas prescinde de los alimentos cocinados con mucha grasa o fritos. Sigue utilizando los métodos de cocción más saludables: hervidos, al vapor, a la plancha, al horno…
  • En lugar de comer más, haz tu comida más apetecible haciendo que su sabor cambie gracias a las especias y las hierbas aromáticas. Y luego come despacio, mastica muy bien y saborea tus alimentos.
  • Si un día te excedes, compénsalo al día siguiente.
  • Reduce al máximo o elimina de tu dieta el azúcar refinado, la bollería y los dulces.
  • Reduce el consumo de sal, para evitar la retención de líquidos.
  • Evita las grasas animales y todos los productos que se hayan elaborado con ellas.
  • Rehúye los platos precocinados.
  • Bebe uno o dos litros de agua.
  • En lugar de refrescos azucarados, bebe refrescos sin azúcar o infusiones.
  • No bebas alcohol, o redúcelo al mínimo.
  • Haz un hueco en tu tiempo para un rato de ejercicio o una caminata diaria.
  • Y sobre todo, no te desanimes. Sí tú quieres, puedes conseguirlo.
Scroll Up
error: ¡El contenido está protegido!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar