Saltar al contenido
Dieta y Vitalidad

Trucos para adelgazar

Trucos para adelgazar

Ni que decir tiene que ponerse a dieta es el paso definitivo para adelgazar, pero no siempre nos decidimos a darlo. Puede que estemos comparando dietas y no acabemos de decidirnos por ninguna, o puede que nos falte el ánimo para comenzar. En cualquier caso carece de importancia. Hoy vamos a hablar de los trucos para adelgazar, trucos básicos y sencillos que funcionan tanto si estás a dieta como si no, pequeñas cosas que puedes ir cambiando en tu día a día y que, sumadas unas a otras, te proporcionarán un resultado increíble.

Existen infinidad de trucos para adelgazar. Nosotros hemos seleccionado los mejores para ti y los hemos clasificado en tres bloques. Hoy vamos a comenzar esta serie de artículos con los más básicos trucos para adelgazar, a los que seguirán los trucos para adelgazar comiendo y los trucos para moverte más.

Dicen que en la guerra y en el amor todo vale. Cuando quieres perder peso ocurre lo mismo: cualquier detalle que nos sirva de ayuda, por pequeño que sea, es bienvenido. Al fin y al cabo los pequeños detalles son los que mueven el mundo:

Quiérete

El primer paso para conseguir cualquier objetivo es sentirse bien en la propia piel, valorarse y tener seguridad en uno mismo. Vale, tienes sobrepeso, pero eso no te convierte en un delincuente. Pon en la balanza todo lo bueno que hay en ti, todas tus facetas positivas y te darás cuenta de que eres una persona estupenda. Cuando te propongas adelgazar, el objetivo real será que esa gran persona se encuentre aún mejor, más vital y más sana. Por eso este es el primero de los trucos para adelgazar, el más importante. Otra cosa primordial: cuando hayas comenzado una dieta y por cualquier motivo te la saltes un día, no te sientas culpable ni te juzgues con dureza. Todos tenemos muchos días buenos y algún día malo, no pasa nada. Los remordimientos no son buenos y no ayudan. Pasa página y continúa con tu dieta al día siguiente como si tal cosa. Sobre todo no te rindas: estás luchando por encontrarte mejor y vas a conseguirlo porque te lo mereces. Y una cosa más: a la hora de elegir una dieta busca la ayuda de un profesional, aunque tengas que pagar. Al fin y al cabo ¿no eres tú lo más importante a la hora de invertir tu dinero?

Imagina…

La imaginación es una herramienta muy poderosa. En algunas profesiones donde no es posible practicar a menudo por motivos económicos (pilotos de combate, pilotos de fórmula 1, astronautas), se entrenan con simuladores una y otra vez. Y también imaginan que despegan, que realizan maniobras, que toman tierra. O recorren cada circuito en su mente, visualizando cada una de las curvas una y otra vez, memorizando los movimientos que harán, los cambios de marchas, los toques al volante. El resultado de estos entrenamientos imaginarios es que el cerebro y los músculos llegan a asimilarlos como algo real. Tú puedes hacer lo mismo: imagina una y otra vez como quieres verte, imagina que ya has perdido todos los kilos que quieres, imagina que vas de compras y puedes elegir cualquier tipo de ropa y encontrar la talla fácilmente, imagina tu aspecto con esa ropa, imagina que por fin puedes hacer aquello que tanto deseabas y antes no podías… La realidad virtual llega a los trucos para adelgazar. Si dedicas unos minutos cada día a este ejercicio de imaginación, tu cerebro y tu cuerpo empezarán a asimilarlo como una realidad, y perderás peso con más facilidad.

La risa es salud

Aparte de los efectos más conocidos popularmente (nos ayuda a combatir la depresión, segregamos más adrenalina, más endorfinas, etc.) la risa tiene otros beneficios menos conocidos. Por ejemplo, nos ayuda a oxigenarnos porque al reír entra el doble de aire en los pulmones. Además al reír movemos la friolera de cerca de 400 músculos, un ejercicio realmente intensivo y agradable que quema su ración de calorías. Este es uno de los trucos para adelgazar más agradables.

Duerme bien

Trucos para adelgazar

Normalmente se piensa que las personas delgadas tienen una personalidad nerviosa, activa, y duermen poco. Nada más lejos de la realidad. Dormir bien es primordial para mantener la línea, ya que la falta de sueño altera el nivel de azúcar en sangre y nos hace comer más de la cuenta. Los últimos estudios demuestran que las personas que duermen una hora más de lo habitual pierden peso con mayor facilidad. Comer algún alimento rico en triptófano (leche, yogur, fresas…) y tomar un baño caliente antes de irte a la cama te ayudarán a conciliar el sueño. Seguro que no te esperabas este consejo entre los trucos para adelgazar…

Pequeños pasos

Si quieres perder 2 kilos tu objetivo está cerca. Pero si necesitas perder 20 kilos la meta te puede parecer inalcanzable y muy lejana, tanto que incluso puede que tires la toalla antes de llegar. Por eso lo mejor es cambiar el planteamiento e irte fijando pequeñas metas sucesivamente. Primero piensa sólo en perder 5 kilos y celébralo cuando lo consigas. La siguiente meta puede ser perder 2 kilos más, o quizás comprarte una talla menos del pantalón que tanto te gusta. Cuando lo consigas, prémiate y vuelve a fijarte una nueva meta, y procura que siempre sea algo que puedas conseguir en un plazo razonable. Así, poco a poco y sin darte cuenta, sin perder la ilusión, llegarás a la meta final. Si eres constante los trucos para adelgazar trabajan siempre a tu favor. Para inspirarte, recuerda la frase que pronunció Neil Armstrong cuando tuvo el honor de ser el primer hombre que pisó la luna:

«Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad».

Poco a poco

Adelgazar, sobre todo cuando hablamos de cantidades importantes, no es cosa de un día. Requiere determinación y paciencia. Si tienes clara tu meta y te tomas el tiempo necesario lo conseguirás seguro. No es necesario que pases hambre, ni que renuncies a ningún tipo de alimento, ni que te sometas a dietas extremas. Lo más importante es cambiar tus hábitos de forma voluntaria y permanente. Hay un estudio que se realizó durante cuatro meses con dos grupos de personas: un grupo siguió la clásica dieta hipocalórica y el ejercicio estándar; en el otro grupo cada persona decidió que pequeños cambios y trucos para adelgazar iba a hacer en su rutina diaria de forma permanente (tomar un refresco azucarado menos, caminar cinco minutos al día, acompañar sus comidas con una gran ensalada…). El resultado fue abrumador. Los miembros del segundo grupo perdieron el doble de grasa abdominal y el cuádruple de peso que los que hicieron la dieta hipocalórica.

Combate el aburrimiento

Trucos para adelgazar

Muchas veces lo que nos lleva a la nevera o a la despensa en busca de algo dulce, más que el hambre es el aburrimiento, el no tener nada mejor que hacer. Por eso tienes que combatir el aburrimiento con todas tus fuerzas. La próxima vez que sientas la tentación del dulce, cambia el chip y haz otra cosa que te guste: llama por teléfono a familiares o amigos, lee, juega con tu perro, cuida tus plantas, pasea, escucha música, busca algo en Internet, haz fotografías… Hay miles de cosas que puedes utilizar como trucos para adelgazar en lugar de hincharte a galletas.

Antes y después

Las revistas e Internet están llenas de fotos de antes y después de personas que han perdido montones de kilos. La mayoría de estas fotos están trucadas y manipuladas, pero tú puedes tenerlas ahora de verdad. Si todavía no te has hecho un selfie con tu móvil (un autorretrato) este es el momento ideal. Hazte una foto ahora y repítela cada quince días o cada mes hasta que hayas perdido todo el peso que querías. Podrás ver literalmente tus logros y te servirá de estímulo para continuar. Uno de los trucos para adelgazar más amenos.

Utiliza la tecnología a tu favor

Puedes abrir un blog en Internet donde vayas colgando tus fotos, contando los cambios que vas haciendo en tus hábitos y en tu alimentación, y el peso que vas perdiendo. Compartir tu experiencia con otros puede ser un gran incentivo para ti. Si la idea del blog te resulta complicada, existen varios foros en los que puedes apuntarte y en los que encontrarás a otras personas con el mismo objetivo que tú, que comparten sus vivencias, sus logros, sus recetas preferidas bajas en calorías, etc.

Busca tu APP

El móvil se ha convertido en una prolongación de nuestro brazo. Vamos con él a todas partes y le hemos instalado aplicaciones (APPs) para todo: para jugar, para escuchar música, para leer el periódico, para ver videos, para hacer la compra… También puedes encontrar muchas aplicaciones con trucos para adelgazar, algunas incluso gratuitas. Desde una aplicación que calcule la distancia que caminas cada día, a otra en la que se realiza el seguimiento paso a paso de una dieta concreta, pasando por gráficos del peso o recetas bajas en calorías. Incluso las hay que te animan cariñosamente o que te insultan para provocarte y que te muevas. Busca, elige y disfruta de la APP que más se adapte a tus necesidades y a tu sentido del humor.

Guarda la báscula y pásate al metro

Trucos para adelgazar

En muchas dietas te dicen que te peses a menudo, en algunas te indican que lo hagas todos los días o incluso varias veces al día. Nosotros te proponemos algo diferente por varios motivos, aunque este sea uno de los trucos para adelgazar que más sorprende. Si te obsesionas con el peso que marca la báscula, estás añadiendo a tus problemas un estrés que no necesitas y que ya se ha demostrado que es una de las cosas más perjudiciales a la hora de perder peso. Además, lo importante a la hora de adelgazar es perder la grasa y eso no siempre se refleja en la báscula. En muchas dietas los kilos que se pierden son de agua y se recuperan enseguida. También hay que tener en cuenta que un kilo de grasa tiene más del doble de volumen de un kilo de músculo. Es decir que puedes haber perdido dos o tres kilos de agua o músculo y seguir estando gordo porque no has conseguido eliminar la grasa. Por todos estos motivos te decimos que te dejes guiar por los mejores indicativos de que estás adelgazando bien: tu ropa (que te vendrá cada vez más grande) y el metro (que atestiguará como tus medidas se van reduciendo). Con utilizar la báscula una vez a la semana o cada quince días será más que suficiente.

El reto de hacer la compra

Puede parecer una tontería, pero según como hagamos la compra podemos triunfar o fracasar en nuestro objetivo. Hay dos factores fundamentales que debemos tener en cuenta. El primero es que debemos hacer la compra después de comer. Si vamos a la compra con hambre terminaremos comprando un montón de carbohidratos y dulces porque es lo que nuestro cuerpo reclama en ese momento; incluso es posible que nos los empecemos a comer allí mismo. El segundo factor es la lista de la compra. Debemos preparar la lista en casa con antelación. Iremos anotando todo aquello que necesitemos realmente para conseguir nuestro objetivo de perder peso. Luego, cuando estemos en el comercio, nos limitaremos a comprar las cosas que llevemos anotadas, prescindiendo de la improvisación y los caprichos. No olvides estos importantes trucos para adelgazar.

Come alimentos prebióticos

Mantener en buen estado la flora intestinal es fundamental para perder peso. Así lo demuestra un estudio realizado en China con personas obesas. Al realizar los análisis oportunos vieron que, en las que tomaron alimentos prebióticos en su dieta, había disminuido el nivel de enterobacterias y había aumentado el de bífidobacterias. El resultado es que perdieron una media de 5 kilos en nueve semanas. Los mejores alimentos prebióticos son (en este orden) las alcachofas, la raíz de achicoria, el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, el salvado de trigo, la harina de trigo, los plátanos y las legumbres.

Paga por los dulces que te regalen

Si no sabes decir “no” cuando te ofrecen galletas, bombones, caramelos, chocolatinas o pasteles, paga por ellos. ¿Cómo? Muy fácil: cada vez que te comas una golosina regalada coge un euro y ponlo en una hucha. Así serás consciente de la cantidad de dulces que comes aunque no los hayas comprado y quizás dejes de aceptarlos. Por cierto, el dinero de la hucha no es para ti: utilízalo para ayudar a alguien o para hacer un regalo. Por eso forma parte de los trucos para adelgazar.

Lee la letra pequeña de las etiquetas

La mayoría de las veces leemos las etiquetas por encima y sólo nos fijamos en los números grandes. Los fabricantes lo saben y por eso muchas veces verás que tal producto sólo tiene 80 calorías. Pero si lees la letra pequeña más despacio descubrirás que esas calorías corresponden a una chocolatina (y el envase trae cuatro) o a 100 g de cereales (en una caja de 500 g). Lo dicho, lee toda la información despacito y te ahorrarás tantas calorías como disgustos. Deberíamos hacerlo siempre, aunque no necesitemos los trucos para adelgazar.

Apunta lo que comes

Si quieres perder peso pero todavía no te has decidido por ninguna dieta, prueba esto: coge un bloc y ve anotando todo lo que comes a lo largo del día durante una semana. Te sorprenderá cuando lo veas todo junto, y te puede ayudar a ir eliminando poco a poco todo lo que te perjudica. Uno de los mejore trucos para adelgazar.

Cuenta hasta diez

Cuando nos enfadamos y estamos a punto de perder los nervios, contar hasta diez antes de hacer o decir nada nos ayuda a recuperar el control. De la misma manera, cuando sientas la necesidad de comer algo que no debes, cuenta hasta diez para recuperar el control que el antojo te está robando. De entre todos los trucos para adelgazar, éste lo utilizaban ya las bailarinas del ballet de Londres a principios del siglo XX, y no ha perdido efectividad. Si a pesar de todo eres incapaz de resistir a la tentación cómete tu capricho muy, muy despacio, masticando al menos veinte veces cada bocado y haciendo que te dure diez o quince minutos. Ya que has sucumbido, al menos así obtendrás una sensación de plenitud que te durará mucho tiempo.

Bebe té verde

Ya sabes que el té verde acelera el metabolismo en reposo en un 20% y favorece la eliminación de la grasa. Si tomas una taza antes de hacer ejercicio (aunque sólo sea caminar) aumentarás las calorías que pierdes con el movimiento. El té verde ya es un clásico entre los trucos para adelgazar.

Vuelve al clásico café (sólo o con leche)

Los amantes del café lo tienen muy difícil con la enorme oferta que existe en la actualidad. Primero llegaron las cafeterías especializadas, donde podíamos degustar un montón de cafés de diferente origen y preparados de mil formas distintas. Pero lo peor vino después, con esas estupendas cafeteras monodosis y la interminable lista de cápsulas diferentes. Sólo hay un pequeño problemilla: el clásico café con leche entera y azúcar tiene unas 65 calorías, mientras que estos otros cafés de diseño oscilan alrededor de las 240 calorías por término medio. Tú decides.

Trucos para adelgazar

Elimina el alcohol y las bebidas azucaradas

Ni que decir tiene que la mejor bebida y la más saludable para adelgazar es el agua, pero es difícil atenerse sólo a ella. Por eso hay que eliminar las bebidas alcohólicas y azucaradas que son las que más engordan, y sustituirlas por leche, zumos caseros, infusiones y refrescos sin azúcar. De todos los trucos para adelgazar, este es ineludible.

Diluye los zumos

Aunque tú no les añadas azúcar extra, los zumos de frutas ya te aportan su carga de fructosa. Sin en lugar de tomarlo tal cual, mezclas la mitad de zumo y la mitad de agua, disfrutarás de una bebida sana con sólo la mitad de calorías. Ni que decir tiene que hablamos de zumos caseros recién hechos, porque los envasados ya llevan demasiadas cosas añadidas.

Toma bebidas frías

Aprovecha los meses de calor, cuando apetece beber las cosas heladas. Además de refrescarte, quemarás calorías calentando el líquido (en tu interior) hasta que tenga la misma temperatura que el resto de tu cuerpo. Añadir hielo a tus bebidas es uno de los trucos para adelgazar.

Mastica chicle sin azúcar

Tiene muchas ventajas: no daña el esmalte de tus dientes, atenúa la sensación de hambre cuando esperas la comida, y consigue que tu metabolismo se eleve por encima de lo normal (hasta un 20% si lo haces durante todo el día).

Disfruta de los caramelos de menta

Los caramelos de menta, menta fresca, eucalipto y similares, sirven para varias cosas. Además de refrescarte la boca y el aliento, su fuerte sabor impregnará tus papilas gustativas y te costará mucho trabajo comer nada a continuación. Un detalle importante: cómpralos siempre sin azúcar.

Aficiónate al cine de terror

Dicen los expertos que cuando estamos contentos, enfadados o tristes tenemos más hambre, pero que cuando sentimos miedo se nos quita de golpe. Así que, aunque sea un sistema un poco salvaje, ver películas de terror y pasar mucho miedo son opciones a tener en cuenta. De entre todos los trucos para adelgazar este es el más inesperado.

Cada problema en su sitio

Aunque a veces puede resultar difícil, tenemos que aprender a dejar los problemas laborales aparcados en la puerta de nuestro trabajo. Si nos los llevamos a casa nos harán la pascua: el estrés laboral es uno de los principales motivos que nos llevan a comer más de la cuenta.

Cambia de recorrido

Cuando vamos a algún sitio de forma habitual solemos elegir una ruta y repetirla siempre igual. Pasamos todos los días por la puerta de la pastelería y los aromas que salen de allí son tan irresistibles que siempre terminamos comprando dulces. Pasamos todos los días por la puerta de la hamburguesería y entramos a comer, porque estamos muy cansados y no tenemos ganas de cocinar. Pasamos todos los días por… ¡Se acabó! Cambia tu itinerario y evita pasar por esos sitios donde siempre sucumbes a la tentación. Es muy sencillo: sólo tienes que dar un rodeo, caminar por una calle diferente y entrar, por ejemplo, en una frutería o en una librería. Evitar los lugares que nos hacen perder el control es uno de los trucos para adelgazar más sencillos.

Publicidad subliminal

Seguro que has oído hablar del experimento de aquellos anuncios que ponían en el cine entre fotograma y fotograma de la película. Aunque la gente no era consciente de que los había visto, en el intermedio de la película las ventas de palomitas, patatas fritas y refrescos de cola se multiplicaban un montón. Pues tú puedes hacer algo parecido en tu casa. Coloca post-it de colores vivos en los lugares más estratégicos de tu casa: en la puerta de la nevera, en la puerta de la despensa, en el armario donde guardas las galletas… El texto de los post-it lo dejamos a tu elección, pero sería algo parecido a “las galletas o el vestido rojo…”, “cerveza + patatas fritas = una talla más de pantalón”, “más ensaladas = menos barriga”, “los dulces son el enemigo”, y cosas parecidas. Te damos nuestra palabra de que funciona. Y con esto cerramos nuestro primer artículo sobre los trucos para adelgazar.

error: Alert: Content is protected !!